Países magullados en las últimas semanas por ataques.

 

Francia, Afganistán, Austria, Mozambique... los países magullados en las últimas semanas por ataques. ¿Quiénes son las víctimas? En Francia, un maestro, personas dentro de una iglesia, estudiantes en Afganistán, en Austria, los transeúntes cerca de una sinagoga, hombres y adolescentes de Mozambique que participaban en una ceremonia de iniciación.

Mis primeros pensamientos están con las familias de las víctimas, sus seres queridos y sus amigos. En nombre de VAI y en mi propio nombre, les aseguro nuestra sincera compasión; compartimos su dolorosa tristeza y oramos por ellos.

El contexto de estos ataques es muy diferente de un país a otro, pero todos son perpetrados por fanáticos que dedican la religión en nombre del cual matan para afirmar una ideología oscurantista.

Más allá de la ira y la revuelta suscitada por la monstruosidad de los actos, más allá de la emoción indescriptible que despierta en nuestros corazones, recuperemos nuestra mente:

- negarse a identificar a todos los musulmanes en esta barbarie, aunque algunos hayan justificado estos actos sangrientos.

-negarnos a dejarnos atrapar por temores que construirían muros entre los ciudadanos del mismo país.

- negarnos a dejarnos guiar por el camino del odio.

Frente a este abismo de violencia sólo hay una respuesta: "reaccionar al mal con el bien" palabras que tomo prestadas de un mensaje del Papa en estas trágicas circunstancias; Ser un pacificador conociendose, hablando, encontrando oportunidades para actuar juntos, abriéndose a la tolerancia y el respeto por los demás; "La libertad es un derecho, la fraternidad es un deber": cumplamos con este deber haciendo de la fraternidad una experiencia cotidiana: así es como seguiremos con nuestros pasos los pasos de Cristo.

 

Monique Bodhuin