L’image contient peut-être : texte

 

En unión de oración con los jóvenes participantes de la JMJ en Panamá.

 

Miles de jóvenes, muchos de Centroamérica, pero también de otros continentes, están presentes en el territorio de la República de Panamá para participar a la Jornada Mundial de la juventud (JMJ); el 22 de enero de este año, el arzobispo de Panamá presidió la apertura oficial en la ciudad de Panamá y el Papa Francisco se unió a los peregrinos en territorio panameño.

Que los miembros de Vida Ascendente, esparcidos en varios lugares de nuestro mundo, se unan a las oraciones de la juventud participando en la JMJ; rezamos por ellos, pero también por aquellos que, mientras permanecen en su país, también participan en la JMJ.                                     

Confiemos a Santa María la Antigua, patrona de Panamá, las dificultades de los jóvenes de Centroamérica marcada por la pobreza y la inestabilidad; les doy este comentario del cardenal Gregorio Chávez, obispo auxiliar de San Salvador, leído en la prensa francesa: “en nuestros países, los sueños de nuestros jóvenes están destrozados por la violencia por falta de oportunidades, las tentaciones del narcotráfico, en una atmósfera que envenena cuerpos, mentes y corazones ".

Encomendemos al Señor la juventud de Centroamérica, pero también a la de todo el mundo, para que sus sueños ya no se rompan; que nuestra oración manifieste nuestra voluntad de no encerrarnos en la indiferencia, que nuestra oración sea un paso en el camino para combatir que debemos librar contra la injusticia.

Y que esta oración suba al Señor: "Queremos mirar con gratitud el pasado que nos ha hecho lo que somos y testificar a los jóvenes, asumir con coraje y apertura las dificultades inherentes al presente de nuestras sociedades, y que sufre parte de la juventud, y, en la esperanza, queremos construir, jóvenes y "viejos" juntos, un futuro cada día un poco más en línea con el proyecto de Dios ".

 

Monique Bodhuin

Presidenta de VAI