Programa de propuestas

 

Ofrecemos algunas reflexiones de los discursos en el Congreso de Roma " La riqueza de los años "; es el resultado de los intercambios que hemos tenido varias veces en el Comité Ejecutivo (por videoconferencia). La pandemia los ha llevado a inventar nuevas formas de trabajar; es un signo de vitalidad y una voluntad de dar un futuro a VA: que estas pocas pistas les guíen ya sea en los temas de reflexión que pueden proponer a sus miembros o en las acciones que pueden implementar.

-1) La vejez debe ser un tiempo de fertilidad: Que los ancianos pongan al servicio de la sociedad y de la Iglesia su disponibilidad y experiencia de vida, alimentada por su fe; este tiempo de fertilidad debe ser reconocido y valorado en la sociedad y en la Iglesia; San Juan Pablo II dijo en 1984 que "debes sentirte sujeto activo de un período humana y espiritualmente fructífero"

-2) Todos los PAs son actores en una misión evangelística: 

  • participar en los servicios de la Iglesia
  • acompañando a los dependientes, implementando "una pastoral del oído" (Cardial Farrell)  o la "revolución de la ternura"  (Papa Francisco)  
  • rezando, cuando, debilitados por la edad y la enfermedad, ya no pueden "actuar" o participar

-3) Pa tiene necesidades espirituales que deben abordarse: de ahí la necesidad de establecer un catecismo específico y un programa de reflexión espiritual (sentido de la vejez, enfermedad, dependencia,cómo acercarse al final de la vida, transmitir la fe), todo esto permitiendo profundizar la intimidad con Dios.

-4) Los PAs tienen la misión de cumplir con las generaciones más jóvenes:

  • siendo " transmisores " de valores; deben dar testimonio del 'arte del ser', el significado de la vida
  • siendo " transmisores " de fe con sus nietos o generaciones más jóvenes: ¿Qué trae la fe a la vida?

La dimensión intergeneracional aparece en la mayoría de las intervenciones; una idea cercana al corazón del Papa Francisco: "Sueño con una alianza entre los jóvenes y los viejos"

Algunas preguntas prácticas planteadas por nuestro compromiso con la implementación de esta pastoral:

  • ¿Cuál es la prioridad (o prioridades) para su Movimiento local?
  • ¿Con quién podemos actuar? Es posible que ya existan estructuras...
  • todos nosotros, ¿no tenemos que intervenir con las Conferencias Episcopales con espíritu de sinodalidad?

Estas preguntas se unen al llamamiento expresado en su conclusión por Gabriella Gambino, subsecretaria del Dicasterio para los Laicos: crear redes de colaboración entre diócesis, parroquias, movimientos de laicos.

Monique Bodhuin